Repaso cronológico de mis grandes ídolos (por Panther McFly)

Hoy volvía conduciendo del trabajo y dado que la música de la radio no me inspiraba nada, he decidido poner mi última adquisición de Amazon para hacer más interesante el viaje. Se trata de un CD de Greatest Hits de mis grandes ídolos de los 90, los New Kids On The Block. Gran elección, si señor. No hay nada mejor que conducir con grandes éxitos como Step by Step, Tonight o Please don’t go girl que me han hecho retroceder en el tiempo a mis tiernos catorce años. Y todo esto me ha llevado a la necesidad de hablaros de los diferentes ídolos que fueron surgiendo con los años, de sus curiosidades y de las historietas que mi cabeza se montaba entorno a ellos (nada pornografico, malpensados).

espinete-y-parchis

Para comenzar, viajaremos a principios de los ochenta. Para todos aquell@s que nacimos a finales de los setenta seguro que nuestro grupo musical favorito era Parchís. Cantábamos sus canciones, bailábamos sus coreografías (muy pero que muy elaboradas…) y veíamos todas sus películas con emoción (siete en total). Este grupo lo tenía todo para triunfar: una vestimenta de lo más colorida, canciones con ritmo, niños pelirrojos y, como guinda del pastel, una ficha roja que estaba “como un tren”. Vale, vale, que lo diga ahora suena un poco mal, pero en aquel entonces Tino era un sexsimbol para las niñas del momento.  Dejando al margen lo “carnal”, este grupo marcó a toda una generación de niños que disfrutaban escuchando canciones infantiles, tanto que a día de hoy su “cumpleaños feliz” sigue siendo la banda sonora de nuestras celebraciones u el “twist del colegio” la canción elegida para anunciar mis vacaciones laborales. ¿Has escuchado últimamente la canción que le dedicaron al profesor Don Matías cuando estaba enfermo?, se me ponen los pelos de la escarpias, eso es emoción en estado puro.

Por esta época, si nos damos un paseo por las tardes de TVE, encontraremos a un personajillo de color rosa, con la espalda llena de púas y bastante alto para su especie. ¿Lo habeis adivinado ya?, es dificil no guardar un rincón en el corazón a Espinete, ¡que grande era!. Poneos en situación: imagina que en tu barrio viven, dentro de una cabaña de madera, un erizo rosa de dos metros con un leñador que parece el primo lejano de Hagrid (el guardabosques de Harry Potter). La situación es un tanto extraña, desde el punto de vista de un adulto. Sobretodo porque no eran familiares, Espinete era lo más parecido a un niño erizo y Don Pimpón ya tenía una edad para irse a dormir con un gorrito de bola. Aunque frente a los ojos de un niño esa situación era genial y de lo más lógica. Que ironía, si eso ocurriera en estos tiempos, a Don Pimpón lo estarían juzgando por varios cargos de pederastia y zoofília. Aunque hay algo que me inquieta todavía más: ¿por qué Espinete se ponía pijama para dormir, si durante el día siempre iba en porretas?

Avancemos un poco en el tiempo y situémonos en el 85, aproximadamente. En estos años la cadena de radio que dominaba el mundo eran los Cuarenta Principales, y toda la música comercial que entraba en el país pasaba por el tubo de esta emisora, con lo cual para estar al día tenías que tenerla sintonizada a todas horas (si chicos de ahora, antes no teníamos tantos recursos para conseguir música). A lo que voy es al día que por mis orejas entraron unas notas mágicas de un organillo. ¿Pero esto que es? (¡¡”shut up and take my money”!!). Esa melodía me llegó a lo más hondo, ese TIRORIRO…TIRORITOTI no paraba de repetirse en mi cabeza, ¡benito Final Countdown!. Sin dudarlo dos veces, este temazo de Europe sigue siendo mi canción favorita de los ochenta, y el corazón todavía se me pone a mil cuando la escucho. Y lo mejor vino cuando conseguí verle la cara al cantante, ¡madre mía!. Las melenas rubias de Joey Tempest me dejaron alucinada, era el tio más macizorro que había visto hasta el momento (lo siento Tino…pero tu melena morena no podía competir con esto). El momento que más grabado se me ha quedado en la retina, fue el día que anunciaron que Europe iba a actuar como grupo invitado en el programa UN, DOS, TRES. Toda la semana nerviosa, inquieta, angustiada por que mis padres me dejaran esa noche hasta poder ver su actuación. Y toda esta angustia, ¿de qué me sirvió?. Estaba tan y tan emocionada y tan y tan nerviosa, que no dejé de mirarme el reloj durante toda la actuación (¿cuantas de vosotras os mirábais el reloj cuando teníais vergüenza?, es algo muy común, ¿no?…mmmm…). A partir de ese momento, mi hermano “el gracioso” adoptó la frase “ya está Panther McFly mirándose el reloj” cuando quería ponerme en evidencia…

europe-new-kids-on-the-block

Seguimos por estos años y nos vamos a hacer un repaso al cine. ¿Qué gran saga de cine fantástico dominaba la escena?. Unas pistas: condensador de fluzo, un famoso calendario, un Delorean, Doc, Marty McFly (¡ey! que apellido más molón)…Si señores, la gran saga de Regreso al Futuro. ¿Con cual nos quedamos?, uff, es difícil. Lo que sí tengo claro es que me quedo con el personaje de Michael J. Fox. Ese chaleco sin mangas, esas bambas malolientes y su fantástico monopatín volador. ¿Cuántos de nosotr@s hemos soñado con tener uno igual?. Tirarse por una carretera cuesta abajo hubiera sido diferente con un monopatín sin ruedas, seguro. Aunque a Michael también lo vimos en televisión en la serie “Enredos de família” y en otra curiosa película en la que mantenía la estética de Marty: “Teenwolf“. Uno de mis actores favoritos de la época.

Vamos que nos vamos de los ochenta…En esta recta final de la década, aparecieron varios cantantes fugaces de esos que triunfaron con una sola canción pero que a las niñas de entonces ya nos bastaba para hacernos caer la baba. Comenzaré por hablar de Glenn Medeiros, ¿alguien se acuerda de él?. La verdad es que su carrera musical no duró mucho, pero nos dejó un buen sabor de boca durante unos meses con su balada “nothing gonna change my love for you“. Era el típico chico castaño con pelucón y ojos tiernos y sonrisa Profident. Un guaperas que duró cuatro días y por el cual tuve que rebuscar en mis ahorros para comprarme el número de la revista Vale que le dedicó dos páginas, una biografía y un poster central. “¡¡Mother of god, me voy corriendo al kiosko antes de que mis compañeras de clase lo agoten!!”. Fué el primer y último material fotográfico que conseguí de este hombre. Toda una carrera de triunfo…El siguiente de la lista tuvo más años de carrera musical y televisiva. Se trata de Jason Donovan, un rubiales australiano de ojos azules y camisas tejanas de color azul. Era protagonista de la seria “Neighbours” y cantó algunas canciones conocidas y marchosas (del rollo Rick Astley). Un guaperas al que le dediqué un hueco en la pared de mi habitación. Por último, otro chico de sonrisa encantadora y melena rizada que cubrió esas paredes fue Kirk Cameron. Fué Mike Seaver en la serie “Los Problemas Crecen”. Era el típico adolescente problemático y mal estudiante que nuestros padres no querrían como yerno, aunque en versión light americana (sin drogas, alcohol ni carreras de coches fast&furious). Creo que su poster duró más tiempo colgado que los dos anteriores…

Ay ay ay, que nos adentramos en los noventa y no tengo palabras para describir a la boyband que me robó el corazón, los suspiros y los ríos de lágrimas con sus canciones. Jordan, Jon, Joe, Donnie y Danny, los New Kids On The Block, aaaaaarrrrgggg!!!!! (chillido histérico de quinceañera). Aunque a muchos les pese lo que voy a decir, fueron un éxito mundial y una de las bandas de chicos que más fans cultivaron durante una década (y que, a día de hoy, todavía mantienen). Recuerdo que cuando comenzaron a sonar en nuestro país, era una vergüenza decir que te gustaban. Se reían de tí, les llamaban “mariquitas” (versión light), cutres y otra montaña de cosas más que me duele pensar…Pero yo seguía fiel a mis ideas, seguía su música, sus conciertos, su serie de dibujos animados, y me gastaba todos mis ahorros semanales en comprar la SuperPop para almacenar y almacenar posters, fotos, pegatinas y demás. Material que todavía conservo en casa como si fuera un tesoro (algún día de estos os lo enseñaré). Cuando se separaron, en 1994, fue un duro acontecimiento en mi vida (el segundo pero trago tras la muerte de Chanquete) y marcó el fin de una era. Se acabó la adolescencia, se acabaron los posters inundando las paredes y se acabaron las SuperPop.

Y hasta aquí un repaso de las figuras de la música, televisión y cine que marcaron mi infancia y mi juventud……¿Estas segura, McFly?….mmmm….creo que me dejo algo….mmmm….no se…..¡¡JODER!! esto no me lo va a perdonar el Dr.Marvin…No hemos hablado del gran David Hasselhoff, alguien que sigue latente en mi vida, y al cual creo que se merece un capítulo para él solo. Pero eso será otro día, hasta el próximo capítulo.

Los 90 Quiz
Los 90 Quiz
Developer: Dabuten Factory
Price: Free

Leave a Reply